¿Cuándo soy más fértil?

Lo primero que debes saber es que no existen días “más” o “menos” fértiles, sino simplemente días fértiles e infértiles, y podemos reconocerlos con alta eficacia (hasta 99.6%) teniendo el conocimiento necesario ¡En este blog post te cuento los detalles!

Una de las preguntas que más me hacen mis alumnas cuando están buscando un embarazo es “¿cuándo somos más fértiles?”. Si tú te estás preguntando lo mismo, debes saber que conocer tu ciclo menstrual es fundamental para poder identificar tu ovulación y, con ello, tus días fértiles. No es muy alta la probabilidad de lograr el embarazo en cada ciclo (entre y 20-25% si la edad y salud de cada uno es óptima), así que te recomiendo no ir a ciegas en tu búsqueda.

La ovulación puede variar según la duración del ciclo, la regularidad de este y otros factores individuales. Nunca hay un ciclo igual a otro, por esto es necesario dejar de creer que la ovulación ocurre el día 14 de cada mes (como nos han contado en múltiples ocasiones) y con ello, dejar de hacerle caso a esa app móvil que te dice cuándo estás fértil solo con la fecha de tu último sangrado.

¿Cómo saber cuándo estoy ovulando?

Existen 2 biomarcadores que te pueden ayudar a confirmar si es que hay una ovulación e identificar tus días fértiles para planificar un embarazo.

1.- Temperatura corporal: en los ciclos donde hay ovulación vamos a experimentar dos rangos de temperatura; uno más bajo antes de ovular y otro más alto después de ovular. Esto se debe a que cuando ovulamos, nuestros ovarios secretan progesterona, una hormona que eleva sutilmente la temperatura de nuestro cuerpo transformándonos en una especie de “incubadora humana”.

2.- Flujo cervical: ¡este es el signo MÁS importante en el que debes enfocarte cuando buscas embarazo! Dependiendo de la etapa en la que estemos en nuestro ciclo menstrual, este cambia su consistencia, color, textura y aspecto. A través del flujo podemos identificar la cercanía de una posible ovulación, así como monitorear nuestro balance hormonal. Debido a la influencia del estrógeno a medida que nos preparamos para ovular, nuestro flujo se hace más visible y puede parecer transparente, resbaloso, elástico o bien, cremoso, pastoso y grumoso.

Días fértiles

En un ciclo menstrual de 23-40 días tenemos un promedio de 5 a 7 días fértiles. Son los días cercanos a un posible evento ovulatorio. Presentan signos de estrógeno elevado: flujo cervical observable y sensaciones vulvares húmedas/ lubricativas. Otros signos: dolor leve – punzante a un lado de la espalda o vientre bajo y manchado intermenstrual. 

Días completamente infértiles

Son los días posteriores a confirmar ovulación y van hasta tu siguiente menstruación. Se definen con reglas de interpretación que combinan ascenso de temperatura más una pérdida en la calidad del flujo cervical y de la sensación vulvar. 

Días posiblemente infértiles

Días de posible infertilidad al inicio del ciclo (incluye días de menstruación). No todas podemos asumir la infertilidad estos días. Debemos conocer la duración de los ciclos previos, verificar si ha habido ovulación y evaluar la situación reproductiva de cada una y observar nuestros biomarcadores para descartar que en nuestro caso pueda haber una ovulación temprana.

Si estás pensando en buscar un embarazo; es imprescindible que aprendas a reconocer tus días fértiles, que entiendas tu ovulación y su calidad. Inscríbete a la lista de espera de mi nuevo programa grupal de ‘Fertilidad Natural y Salud Preconcepcional’ si quieres lograr esto y más.